Combate el problema del estómago con granos sin gluten como trigo sarraceno | Aptitud | 2018

Combate el problema del estómago con granos sin gluten como trigo sarraceno

Julie Daniluk

Un estudio de la Universidad de Maryland que fue lanzado esta semana muestra que el gluten en el trigo y otros granos puede desencadenar una reacción negativa en el sistema inmune y los intestinos, incluso si alguien ha dado negativo para la enfermedad celíaca. Esta información es tan importante porque muchas personas que parecen ser sensibles al gluten, pero que se les dice que no tienen la enfermedad celíaca continúan comiendo trigo, con dolorosas consecuencias. Afortunadamente, las alternativas saludables y deliciosas como el trigo sarraceno pueden ayudar a las personas con enfermedad celiaca, sensibilidades al gluten o alergias al trigo a disfrutar de una variedad de platos y productos horneados.

Tres problemas de salud que el trigo puede causar:

1. Intolerancia al gluten: Esto también se conoce como sensibilidad al gluten. Algunas personas tienen dificultades para digerir granos de gluten como trigo, espelta, kamut y cebada. La intolerancia alimentaria a menudo se confunde con una alergia alimentaria, pero la diferencia es que la intolerancia alimentaria no implica una reacción inmune a la comida en cuestión, sino que es una incapacidad mecánica para romper la comida durante la digestión.

2. Alergia al trigo: Por el contrario, una alergia es una respuesta anormal al trigo, desencadenada por una reacción específica en el sistema inmune. Alguien con alergia al trigo puede experimentar ciertos síntomas, a menudo característicos, como picazón en la boca, dificultad para tragar y respirar, náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal después de comer un alimento hecho con trigo. Algunas personas solo son alérgicas al trigo y pueden disfrutar de otros granos de gluten, aunque muchos encuentran que se vuelven alérgicos a todos los granos de gluten.

3. Enfermedad celíaca: Este es un trastorno autoinmune con un componente genético e implica una profunda reacción al comer o inhalar cualquier gluten. La enfermedad celíaca puede ser especialmente peligrosa porque con el tiempo el revestimiento intestinal se perfora y se desgasta por el consumo de gluten. Esto evita la absorción de nutrientes necesarios, como proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales.

Alternativas sin gluten al trigo

Para la mayoría de las personas que toman tostadas para el desayuno, pizza para el almuerzo y pasta para la cena, esta información puede hacer que sienta que se morirá de hambre si tuviera que evitar el trigo. Sin embargo, hay algunas alternativas sin gluten disponibles. He estado sin gluten durante 12 años, y me encanta cómo me ha empujado a buscar alimentos frescos de otras partes del mundo, como África y Asia.

Un gran ejemplo de esto es el trigo sarraceno, reconocido por la Asociación Canadiense de Celiacos. como una alternativa sin gluten al trigo. Este grano es popular en Rusia y se usa para hacer fideos soba en Japón, pero por lo general solo se usa en panqueques aquí en Canadá. Al contrario de lo que su nombre podría sugerir, el trigo sarraceno en realidad no está relacionado con el trigo, sino que está más relacionado con el ruibarbo y la acedera. También puede haber oído hablar de kasha, que es trigo sarraceno asado.

Cinco razones para reemplazar el trigo con alforfón

1. El alforfón es una gran fuente vegetariana de hierro: Una taza de alforfón cocido contiene el 25 por ciento de la dosis diaria recomendada de hierro, que es necesaria para el transporte de oxígeno y los pulmones sanos. Un estudio de de 2010 mostró que los niños que tienen deficiencia de hierro prolongada tienen casi seis veces más probabilidades de desarrollar asma a una edad temprana.

2. El alforfón es rico en magnesio: Se ha demostrado que el magnesio reduce la presión sanguínea y promueve la relajación muscular. Estudios recientes también demostraron que mantener niveles adecuados de magnesio en la dieta puede reducir drásticamente el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico y mejorar la circulación al cerebro.

3. El alforfón puede mejorar la circulación: El trigo sarraceno contiene un antioxidante llamado rutina que protege las arterias de los radicales libres, previniendo daños a las paredes arteriales. Rutin también ayuda a fortalecer los capilares, mejorar la circulación venosa y prevenir las venas varicosas.

4. El trigo sarraceno puede ayudar a reducir el colesterol: Estudios recientes mostraron que las proteínas de trigo sarraceno se unen fuertemente al colesterol en el colon para mejorar la eliminación de estos lípidos que obstruyen las arterias.

5. El trigo sarraceno mejora la resistencia a la insulina: El trigo sarraceno contiene un compuesto llamado d-Chiro-inositol, que ayuda a insulina a transportar la glucosa a las células para usarla como energía. Esto es importante para las personas que padecen diabetes, porque el d-Chiro-inositol puede ayudar a reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Grandes crepes de trigo sarraceno

Esta es una receta de crepe esponjosa y adorable. Puedes dejar la miel si quieres un crep sabroso. El kéfir se considera el champán de leche porque la lechería burbujea mientras fermenta. Los probióticos en el kéfir ayudan a digerir el alforfón. Puede sustituir el kéfir por otras leches no lácteas si tiene alergia a los lácteos.

Ingredientes
¾ taza de kefir (o yogur)
2 cucharaditas de tahini (mantequilla de sésamo)
1/2 taza entera Núcleos de trigo sarraceno
1 huevo
2 cucharaditas de miel
Opción de bayas, naranjas y banana en rodajas para el interior del crepé

Direcciones
1. Combine kéfir (o yogurt), tahini y granos en la licuadora. Mezcle durante unos 3 minutos a altura para moler los granos de trigo sarraceno sin problemas.

2. Agregue huevo y miel (si hace un estilo dulce). Mezcle hasta que esté bien mezclado. Si el tiempo lo permite, cubra la licuadora y deje reposar durante la noche a temperatura ambiente para permitir que los microbios en el kéfir digieran los granos. Es una crepe esponjosa y fácil de digerir.

3. Rocíe la sartén de hierro fundido con aceite y coloque en calor. Tenlo listo para entre crepes. Vierta aproximadamente 1/4 taza de masa en la bandeja caliente e incline la bandeja rápidamente para extender la mezcla uniformemente en los bordes.

4. Mezcle su mezcla cada vez antes de hacer cada nueva crepe. Cocine hasta que los bordes estén dorados y afloje a lo largo de los bordes con una espátula delgada. Voltee la crepe y cocine por unos 30 segundos. Dé vuelta a un plato y manténgalo caliente con una toalla ligera cubriéndolo. Frote más aceite en la sartén y continúe hasta que se agote la pasta.

Nutricionista Julie Daniluk presenta el Healthy Gourmet , un programa de cocina que analiza la batalla entre el sabor y la nutrición. Su primer libro que se publicará próximamente, Meals That Heal Inflammation , informa sobre alimentos libres de alergias que saben muy bien y ayudan al cuerpo en el proceso de curación.

Para recetas más increíbles, visite sección de recetas de .com.

Escribir Su Comentario