Ocho nutrientes que mejoran el sistema inmune para mantenerte saludable durante la temporada de gripe | Aptitud | 2018

Ocho nutrientes que mejoran el sistema inmune para mantenerte saludable durante la temporada de gripe

Getty

La temporada de resfrío y gripe está sobre nosotros y usted puede sentir que está rodeado de personas que huelen, tosen o se sienten enfermos. ¡Ahora es el momento de comenzar a protegerse! Alimentar adecuadamente su sistema inmunitario puede aumentar su poder para combatir a esos insectos molestos que nos deprimen.

Éstos son algunos de los principales nutrientes que estimulan el sistema inmune para incluir en su dieta:

1. Vitamina C: La vitamina C es un poderoso antioxidante que protege contra las infecciones y mejora la inmunidad. La vitamina C funciona al aumentar la producción de glóbulos blancos, que combaten las infecciones. También funciona al aumentar la producción de anticuerpos y, en particular, aumenta los niveles de interferón, el anticuerpo que recubre las superficies celulares y previene la entrada de virus. Las fuentes de vitamina C incluyen frutas cítricas, papas, pimientos verdes, fresas y piña.

2. Vitamina E : la vitamina E es importante para un sistema inmunológico saludable. Una función de la vitamina E es que mejora la producción de células B, las células inmunitarias que producen anticuerpos que destruyen las bacterias. De hecho, la investigación muestra que las personas que comen alimentos ricos en vitamina E tienden a tener una mayor inmunidad. Los alimentos ricos en vitamina E son semillas, aceites vegetales y granos como granos germinados y lentejas.

3. Betacaroteno : el betacaroteno mejora el funcionamiento de su sistema inmunitario. El betacaroteno funciona al aumentar el número de células que combaten la infección, las células asesinas naturales y las células T auxiliares. Los alimentos ricos en betacaroteno incluyen batatas, zanahorias, col rizada, espinacas, hojas de nabo, calabaza de invierno, col rizada, cilantro y tomillo fresco. Para mejorar la disponibilidad del betacaroteno en estos alimentos, deben consumirse crudos o ligeramente cocidos al vapor. Obtener los 5-10 recomendados al día de frutas y verduras le proporcionará aproximadamente 3-6 miligramos de betacaroteno.

4. Zinc: El zinc ayuda a prevenir un sistema inmune debilitado. Los estudios han demostrado que una deficiencia de zinc puede afectar una cantidad de glóbulos blancos y plaquetas (células sanguíneas involucradas en la coagulación) y puede aumentar la susceptibilidad a las infecciones. El consumo excesivo de zinc, sin embargo, puede afectar la inmunidad y aumentar las infecciones. Obtenga una cantidad adecuada de zinc en su dieta comiendo alimentos ricos en zinc como almendras, habas, lentejas, semillas de calabaza y sésamo, garbanzos y yogur.

5. Ajo: El ajo es conocido por sus habilidades para combatir el frío Aumenta la potencia de dos células importantes del sistema inmune: los linfocitos T y los macrófagos. Las propiedades inmunes del ajo parecen deberse a sus compuestos que contienen azufre, como alicina y sulfuros. Puede comerlo crudo o cocido, así que ¡comience a agregarlo a sus comidas favoritas hoy!

6. Grasas de Omega-3: Las grasas omega-3 de gran importancia son refuerzos inmunes esenciales, ya que funcionan al aumentar la actividad de los fagocitos, los glóbulos blancos que se comen las bacterias. Estas grasas también ayudan a fortalecer las membranas celulares, lo que acelera la curación y el fortalecimiento de la resistencia a las infecciones en el cuerpo. Los Omega-3 se encuentran en alimentos como el aceite de lino y las semillas de lino, las semillas de chía y cáñamo, los huevos omega-3, el pescado silvestre y otras nueces y semillas. Para aumentar omega-3 en su dieta, intente agregar semillas de linaza molida al yogur, productos horneados, cereales o licuados o use aceite de semilla de lino sin refinar y prensado en frío como aderezo para ensaladas.

Otros increíbles alimentos que aumentan el sistema inmune

Brócoli : Este vegetal es un gran refuerzo inmunológico y es fácil de agregar a cualquier comida. Está lleno de nutrientes que protegen tu cuerpo de daños como la vitamina A, la vitamina C y el glutatión.

Yogur: Además de frutas, verduras y granos, una taza diaria de yogur orgánico con cultivos vivos y activos puede estimular su sistema inmune para combatir enfermedades. Además, en estudios recientes, la vitamina D en el yogur y en la luz solar se ha relacionado con la disminución del riesgo de resfriado y gripe. Si no comes productos lácteos, muchas tiendas de alimentos naturales llevan yogurt de cabra y oveja, que tiene menos lactosa, o puedes obtener yogur de soya (debe ser orgánico) o puedes hacer tu propio yogur a base de coco en casa.

Invainizadores

Algunos alimentos y comportamientos poco saludables de vida pueden hacer que una persona sea más susceptible a los resfriados y gripes. Evite los alimentos chatarra con alto contenido de grasa y azúcar, ya que pueden disminuir la actividad del sistema inmunitario. También es mejor evitar demasiada cafeína (pop, café, té, chocolate) ya que la cafeína puede dañar el sistema inmunológico de su cuerpo y actuar como diurético, lo que agota su cuerpo de agua. Además, ¡no fumes! Fumar puede dañar su resistencia y lesionar las vías respiratorias, lo que lo hace más susceptible a la gripe.

¡Tenga una temporada de invierno saludable y sin frío! Y prueba esta maravillosa sopa para fortalecer el sistema inmunológico.

Sopa de zanahoria y zanahoria

1 cebolla mediana picada
1 cucharada de aceite de oliva
4 tazas de caldo de verduras o agua filtrada
2 tazas de zanahorias picado
2 tazas de camote o ñame o calabaza, pelados y cortados en cubos
2-3 manzanas medianas, sin corazón y en cubos
1/2 cucharadita de sal marina
1/2 cucharadita de canela
1 cucharadita de nuez moscada
2 cucharadas de raíz de jengibre fresco

Para una nutrición adicional y una comida equilibrada, sírvala con un poco de arroz integral y verduras al vapor como la acelga, la col rizada o el brócoli.

1. En una olla de sopa grande, saltee las cebollas en aceite a fuego medio hasta que se vuelvan translúcidas.
2. Agregue el caldo, las zanahorias, las papas, las manzanas y la sal, la pimienta, la nuez moscada y el jengibre. Llevar a ebullición.
3. Baje el fuego y cocine a fuego lento durante 30 minutos. Tome 2 cucharones de verduras y 1 cucharón de caldo y mezcle en una licuadora o procesador de alimentos hasta que quede suave o puede hacer puré de toda la olla. Regrese a la olla de sopa y revuelva juntos antes de servir.

Escribir Su Comentario